top of page

Presentamos la Fuse Blast, para reducir el tiempo del post acabado para SLS en un 80 %


Formlabs se enorgullece de anunciar la Fuse Blast, la primera solución industrial asequible de limpieza y pulido para la impresión 3D por sinterizado selectivo por láser (SLS), que completa el ecosistema de la serie Fuse con un post acabado potente y automatizado.


Añadir la Fuse Blast como un complemento para la Fuse Sift en el proceso de trabajo de post acabado puede reducir el tiempo de limpieza a solo 15 minutos en total; una reducción del 80 % del tiempo medio de trabajo manual. El sistema automatizado rocía las piezas con las partículas de granallado mientras se voltean dentro de un tambor, retirando de forma eficiente el polvo suelto y semi sinterizado de la superficie para crear una pieza lisa sin residuos de polvo. La Fuse Blast también incluye un sistema de pulido opcional para producir piezas con suficiente calidad para entregarlas a los clientes, gracias a un acabado de la superficie liso, semi brillante y listo para tintes.


la Fuse Blast incluye varias funciones potentes por un precio inferior al de soluciones de limpieza y pulido comparables y encaja perfectamente con nuestra meta de ofrecer herramientas industriales fiables a los profesionales a un precio accesible.


La Fuse Blast no es la única mejora del proceso de trabajo para SLS de Formlabs, ya que una serie de nuevas funciones de software hace que la impresión 3D SLS con el ecosistema de la serie Fuse sea incluso más rápida y más eficiente. Las actualizaciones incluyen un algoritmo de compactación mejorado que reduce el desperdicio en un 42 % y aumenta la velocidad de impresión un 30 % con el Nylon 12 Powder, además de capacidades de conservación de los detalles precisos para diseños robustos y complejos, para que tu proceso de trabajo incluya menos tiempo que pases esperando y más tiempo que pases realizando tareas importantes.


Reinventamos el post acabado para SLS


La impresión 3D SLS se está convirtiendo rápidamente en la tecnología a la que recurren quienes quieren fabricar piezas resistentes y de calidad industrial de forma rentable. Esta tecnología ofrece una libertad de diseño casi ilimitada, materiales de alto rendimiento que siguen las normativas del sector y pueden hacer las veces de piezas fabricadas de forma tradicional con una precisión y una resolución muy altas. Las impresoras 3D SLS como la Fuse 1+ 30W hacen posibles nuevos procesos de trabajo para el prototipado rápido, los accesorios para la fabricación, el utillaje y los productos de uso final para una personalización en masa o una fabricación provisional.


Sin embargo, a medida que la popularidad de esta tecnología crece en todos los sectores, desde el de los productos de consumo al de los componentes aeroespaciales de uso final, las opciones de post acabado no han crecido al mismo ritmo. Las herramientas de gestión del polvo como la Fuse Sift ofrecen una solución fácil y asequible para la recuperación y el reciclaje del polvo de impresión, pero para el siguiente paso de limpiar y pulir meticulosamente las impresiones SLS, no ha habido muchas máquinas accesibles.


Antes de la Fuse Blast, los usuarios tenían dos opciones: máquinas económicas que obligaban a los usuarios a procesar la pieza de forma manual o soluciones automatizadas muy caras. Algunas máquinas están disponibles solo para la limpieza y no ofrecen una opción de pulido, mientras que las que sí ofrecen una solución completa con frecuencia cuestan alrededor de 100 000 €. Junto con esos precios elevados, los sistemas caros de limpieza para SLS a menudo requieren una infraestructura de apoyo compleja, como una alimentación trifásica y espacios cerrados y separados de los demás.

La Fuse Blast también puede ser compatible con otros procesos de trabajo para SLS. Para quien utilice una máquina de SLS de gran formato tradicional y necesite optimizar sus capacidades de post acabado, el precio asequible de la Fuse Blast puede añadir capacidad de limpieza y de pulido y mantener bajos los costes.


Hasta ahora, no había habido opciones completas disponibles que fueran compactas, fiables y tuvieran un precio asequible. La Fuse Blast combina la accesibilidad de la serie Fuse con la facilidad de uso que se espera de máquinas tradicionales industriales.


Desde la impresión al producto final profesional en solo 15 minutos


La Fuse Blast se encarga del trabajo de post acabar las impresiones SLS y facilita que los usuarios dediquen su tiempo a otras tareas de mayor valor. Pasar menos tiempo realizando el post acabado también crea oportunidades para expandir la producción y aumentar la productividad de la serie Fuse sin añadir personal.


Volteo automatizado para retirar el polvo de impresión sin trabajo manual

La cesta de volteo automática usa una combinación de rotación, aire comprimido y sustancias abrasivas. También se puede extraer con facilidad en situaciones en las que limpiar piezas de gran tamaño de forma manual requiera más espacio para moverse dentro de la Fuse Blast.


La cesta de volteo del interior de la Fuse Blast retira eficientemente el polvo semi sinterizado y suelto de la superficie de las piezas usando una combinación de rotación, aire comprimido y sustancias abrasivas. La cesta de volteo es completamente automática; los usuarios solo tienen que llevar sus piezas de la Fuse Sift a la cesta de volteo usando el recipiente de traslado y elegir un ciclo.


Limpiar manualmente las piezas impresas en 3D mediante SLS es la parte que más tiempo y esfuerzo físico requiere del proceso de trabajo para SLS y los sistemas de caja de guantes tradicionales pueden pasar factura a los cuerpos de los trabajadores. Automatizar el proceso de retirada y limpieza del polvo de impresión no solo libera su tiempo para realizar tareas importantes, sino que reduce el desgaste que supone para los cuerpos de los usuarios y para los sistemas de ventilación de su espacio de trabajo.


El granallado es un paso crucial en el proceso de trabajo para SLS, ya que los usuarios de SLS necesitan una solución de granallado capaz de limpiar de forma fiable piezas de distintas formas y tamaños sin dedicar horas de trabajo manual para despejar cada hueco o relieve. La opción de añadir las capacidades de pulido de la Fuse Blast agiliza un proceso de trabajo manual que solía requerir múltiples máquinas y horas de extenuante trabajo físico.


Piezas limpias en un espacio de trabajo limpio

El ionizador en línea de la Fuse Blast elimina la carga electrostática de las piezas, asegurando que cada una de ellas quede limpia al tacto, sin residuos de polvo.


La Fuse Blast usa un ionizador en línea para eliminar las cargas electrostáticas de las piezas, liberando polvo y residuos de las sustancias de granallado durante el proceso. Combinar los efectos mecánicos del tambor de volteo con un chorro dirigido de aire ionizado garantiza que las piezas queden libres de polvo y resulten limpias al tacto, evitando que el polvo vuelva a asentarse después de completar el post acabado. Esta característica avanzada permite a los usuarios llevar una impresión del bloque sinterizado al producto final en 15 minutos con un trabajo manual mínimo.


La Fuse Blast también incluye una función de enjuagado que limpia el polvo de impresión y el material de granallado del interior del armario para mantener el entorno de trabajo ordenado. Combinar esto con cómo las piezas quedan libres de suciedad evita que se libere más de ese polvo al taller y el espacio de trabajo quede contaminado durante el traslado y la manipulación de las impresiones.


Separación pasiva del material de granallado


En muchos de los procesos de trabajo de granallado que están disponibles actualmente, el material de granallado pierde su eficacia al quedar saturado de polvo de impresión en solo unos pocos ciclos, lo que obliga a los trabajadores a invertir más tiempo con la Fuse Sift para retirar el polvo antes del granallado. La mezcla saturada de polvo usado y material de granallado se convierte en residuos y hay que comprar constantemente material de granallado nuevo para rellenar la máquina.


La separación pasiva de materiales hace que resulte económico utilizar la Fuse Sift para romper rápidamente el bloque sinterizado: los usuarios toman la cámara de impresión, vacían su contenido en la Fuse Sift y pasan cinco minutos extrayendo las piezas de la mezcla. Estas piezas, que están cubiertas de polvo sinterizado y de algo de polvo suelto, pueden pasar a la Fuse Blast después de solo unos minutos en la Fuse Sift.


La función de separación pasiva de materiales prolonga la vida útil de tu material de granallado más de un 400 % y permite a los usuarios pasar solo cinco minutos con la Fuse Sift, reduciendo el tiempo general que se invierte en el post acabado en un 80 %.


Rutinas pre programadas y configuraciones ajustables


La Fuse Blast ofrece múltiples rutinas pre programadas para optimizar los resultados, independientemente de la forma o la cantidad de las piezas con las que trabajes. Los usuarios pueden dejar la máquina con confianza, sabiendo que los ajustes de granallado se han sometido a ensayos exhaustivos para garantizar resultados óptimos.


El Delicate Mode (Modo delicado) está diseñado para tratar con delicadeza piezas que de otro modo serían difíciles de voltear con éxito, asegurando que las piezas con detalles muy finos, que tienen paredes delgadas o cuyo tamaño es muy pequeño, no sufran daños. Para el Nylon 12 GF Powder, que tiene una cáscara semi sinterizada más resistente, hay un ajuste específico que quitará la Surface Armor y el polvo suelto manteniendo la integridad de la pieza. Idealmente, la mayoría de las piezas tendrán un rendimiento adecuado con el Standard Mode (Modo estándar), pero los usuarios siempre tendrán la opción de modificar los ajustes para adaptarlos a sus necesidades únicas.


Opciones para una atención al detalle presencial


Si se trabaja con piezas de gran tamaño, los usuarios pueden optar por una limpieza manual con la boquilla de granallado manual y los pedales para retirar con precisión el polvo sobrante de la superficie de las piezas.


Además de los ciclos preprogramados automáticos, los usuarios también pueden añadir un paso manual a su proceso de trabajo. Para las piezas muy delicadas, o las piezas de gran tamaño que no se pueden voltear con tanta facilidad, los usuarios tienen la opción de ocuparse de ellas con sus propias manos.


El granallado manual con la boquilla de granallado ergonómica, completamente sellada dentro de la caja de guantes, permite ajustar la boquilla, controlar los chorros de aire y partículas de granallado usando un pedal y limpiar piezas delicadas o de gran tamaño con facilidad en solo unos pocos minutos.


La orientación del brazo de la boquilla de granallado hace que resulte cómoda para los usuarios incluso durante la limpieza manual. Para realizar un granallado más localizado y preciso, los usuarios pueden manipular las piezas con las dos manos y controlar el chorro de partículas con pedales, asegurándose de que se retira todo el polvo sobrante. La Fuse Blast ofrece soluciones para cualquier tipo de pieza en un paquete compacto todo en uno, de modo que tu equipamiento de limpieza y pulido se puede optimizar para adaptarlo a tu propio proceso de trabajo único.


Funcionamiento compacto, limpio y silencioso

La Fuse Blast se puede integrar con facilidad en espacios de trabajo ya establecidos. "Si alguien tiene espacio para un sistema de granallado manual, como debería tenerlo cualquier empresa que utilice el SLS, tendrá espacio para una Fuse Blast sin problemas", nos dice Brent Griffith, ingeniero de productos de Labconco.


Todo el ecosistema de la serie Fuse se ha diseñado para que cualquiera pueda acceder a piezas de SLS de calidad industrial, independientemente de si está en una oficina pequeña o en un gran almacén. La Fuse Blast sigue el mismo principio y se puede colocar directamente al lado de la impresora de la serie Fuse y la Fuse Sift para completar un proceso de trabajo sencillo y contenido. Los armarios de granallado manuales del mercado actual a menudo plantean diversos problemas de infraestructura, pues no es raro que requieran equipos de protección individual, ventilación, salas separadas o soluciones de sellado hechas a medida. La Fuse Blast ya está sellada, es limpia y mantiene el polvo en su interior, separado de tu ropa o del equipamiento.


La Fuse Blast utiliza presión de aire negativa y un filtro HEPA para ayudar a mantener un entorno limpio y libre de polvo, y la cámara sellada hasta mantiene el ruido por debajo de 70 decibelios, con lo que se puede mantener una conversación estando directamente junto a la unidad.


Pulido opcional para piezas profesionales


Aunque las opciones de granallado manual son asequibles, no tienen la capacidad de ir un paso más allá del granallado para ofrecer un producto de uso final de calidad verdaderamente liso. La función de pulido de la Fuse Blast llegará en la primera mitad de 2024 y es un complemento opcional que puede pasar de la limpieza al acabado de la superficie, haciendo posibles piezas que no solo están libres de polvo, sino que son lisas, son resistentes a las rozaduras y están listas para aplicarles tintes, con un acabado semibrillante profesional.


El sistema de pulido se puede integrar con facilidad en las máquinas Fuse Blast que ya tengas para los procesos de trabajo en los que obtener un acabado de la superficie que poder entregar a los clientes sea crucial para el éxito. El paso pulido hace que las piezas de SLS pasen de ser solo resistentes y funcionales a ser piezas de uso final pulidas y listas para los clientes, ofreciendo una solución para una fabricación rápida o provisional que dé resultados comparables a los de las piezas mecanizadas o moldeadas.


Casos de estudio


La Fuse Blast automatiza el posacabado para SLS en Labconco


La Fuse Blast puede completar el sistema para SLS de la serie Fuse o integrarse en el proceso de trabajo de la impresora SLS o MJF de otro fabricante, por un precio accesible y con un proceso de trabajo optimizado.


Labconco es un fabricante de equipamiento de laboratorio que abastece a varios sectores y que ha cambiado por completo su proceso de diseño y fabricación con la impresión 3D SLS. A medida que más y más piezas de su catálogo se optimizan para la fabricación aditiva, necesitaban una solución de posacabado automatizado, ya que los pasos manuales de posacabado como el granallado y la limpieza les quitaban horas que resultarían más útiles dedicadas a tareas más importantes de diseño y de ingeniería.


"La empresa quiere que nos centremos en encontrar nuevas oportunidades, rediseñar componentes y reducir costes en vez de tenernos sentados aquí, limpiando manualmente todas estas piezas", dice Brent Griffith, ingeniero de productos de Labconco.


Por lo tanto, Labconco completó su ecosistema SLS Fuse con la Fuse Blast y con otro sistema de granallado automático de mayor coste. Después de una preparación de diez minutos, Griffith podía automatizar la limpieza y el granallado de dos cámaras de impresión enteras de la serie Fuse. "La instalación fue sencillísima... tiene casi el mismo tamaño que nuestro sistema de granallado manual. Por eso, si alguien tiene espacio para un sistema de granallado manual, como debería tenerlo cualquier empresa que utilice el SLS, tendrá espacio para una Fuse Blast sin problemas", dice Griffith.


Mejora de la calidad y el rendimiento de las piezas


Los equipos que hacían pedidos al taller de Labconco notaron inmediatamente la diferencia en cuanto a la lisura de la superficie y la calidad de las piezas.


"La diferencia que marcó la Fuse Blast fue considerable. Todos los ingenieros a los que empecé a darles prototipos empezaron a darse cuenta de que las piezas habían cambiado sin que yo tuviera que decirles que habíamos automatizado el posacabado. Notaron inmediatamente que había menos polvo residual en las piezas, que eran más lisas, que tenían un tacto más agradable y que su aspecto había mejorado. La diferencia que ha supuesto para la calidad de las piezas es notable".


Brent Griffith, ingeniero de productos de Labconco


Las superficies lisas y la ausencia de residuos de polvo tuvo un efecto inesperado en el rendimiento de las piezas: las máquinas funcionaban mejor cuando sus componentes impresos mediante SLS se habían limpiado en la Fuse Blast. "De hecho, mejoró ligeramente el rendimiento de algunos de los componentes que fabricábamos porque estaban bastante más limpios, especialmente en las series iniciales de encargos para uno de nuestros productos. Nos percatamos inmediatamente de que no estábamos consumiendo tanta electricidad y que los motores no se calaban tanto porque las piezas eran más lisas y no había residuos de polvo", dice Griffith.


Los resultados eran prácticamente idénticos a los de las piezas limpiadas en su otro sistema automatizado de granallado, que tiene un coste más elevado. "No puedo decir que vea una gran diferencia entre los dos. [La Fuse Blast] da resultados que están muy por encima de su categoría", siguió explicando Griffith.


Menos tiempo dedicado al posacabado y más tiempo para optimizar los diseños


La automatización de la Fuse Blast no solo elimina la necesidad de pasar tiempo granallando piezas a mano, sino que reduce la cantidad de tiempo que Griffith y el equipo tienen que pasar manipulando la Fuse Sift. Antes, pasar más tiempo con la Fuse Sift salía a cuenta porque acortaba el tiempo de granallado. Ahora, la Fuse Blast lleva a cabo los ciclos de forma automática y produce piezas limpias, incluso si empiezan estando enterradas en polvo. "Ahora me importa menos cuánto polvo logro quitar [con la Fuse Sift] porque sé de lo que es capaz la Fuse Blast. Limpiar piezas en la Fuse Sift ya no es sinónimo de ahorrar tiempo", dice Griffith.


Para una pieza que tiene un ritmo de producción constante de unas 50 piezas a la semana, Griffith estaba realizando el granallado de forma manual y tenía que limpiar tres agujeros por pieza con un cepillo para tubos. Con la Fuse Blast, puede configurar un ciclo automatizado, irse y volver después de 20 minutos para recoger un juego de piezas perfectamente limpias. "La Fuse Blast es una máquina genial. Se le da de maravilla limpiar los agujeros, que es una de las cosas que más tiempo me ahorra", dice Griffith.


Integración en un ecosistema SLS ya establecido en Autotiv


Autotiv es un fabricante por contrato especializado en remesas de producción y prototipos rápidos impresos en 3D para clientes de sectores como los de la robótica, la automoción, los productos de consumo y más. Si los pedidos son urgentes, el equipo de Autotiv puede producir piezas en solo un día gracias a su impresora 3D SLS industrial que está en continuo funcionamiento.


El negocio de Autotiv ha crecido con rapidez, pero al aumentar el número de pedidos de remesas de producción de volumen bajo y medio, el posacabado ha empezado a ocupar cada vez más tiempo para el equipo. En un pedido reciente, los miembros del equipo tuvieron que limpiar piezas por turnos para evitar el cansancio de pasar horas retirando y limpiando el polvo de impresión. Se plantearon invertir en una solución automatizada de granallado de tamaño industrial, pero no podían justificar el elevado coste que suponía.


La Fuse Blast llegó justo a tiempo, ya que el equipo de Autotiv recibió un pedido de miles de pequeños componentes impresos mediante SLS, pero no contaban con la capacidad de limpiarlos todos a mano. "Fue fácil de instalar y funcionaba recién salida de la caja, solo teníamos que proporcionarle el material de granallado y la electricidad. La unidad no solo tiene un aspecto elegante, sino que contar con una pantalla táctil hace que sea muy fácil de usar", dijo Chris Haak, director de operaciones de Autotiv.


La Fuse Blast encaja con facilidad en el espacio de trabajo de Autotiv, junto a su impresora SLS de gran formato y directamente enfrente del sistema de gestión del polvo de dicha impresora. Aunque en un principio no estaban seguros de si podrían usar la Fuse Blast con una impresora de otro fabricante, la calidad de las piezas y el alivio que supuso para la carga de trabajo del equipo demostró que era una solución eficaz.

La mayor parte del negocio de Autotiv viene de la producción SLS de piezas de nylon 12 en su impresora SLS de gran formato. Limpiar un gran número de piezas pequeñas como estas solía ocupar una parte considerable de la jornada de Haak.


"Añadir este sistema a cualquier proceso de trabajo para SLS, sea nuevo o ya establecido, es una mejora sustancial respecto a tener que realizar la limpieza y el posacabado de forma manual. La Fuse Blast también elimina el desgaste físico que supone para nosotros el movimiento repetitivo de una limpieza manual".


Chris Haak, director de operaciones de Autotiv


Autotiv ha expandido su base de clientes sin parar desde que se fundó hace menos de una década al centrarse en ofrecer resultados fiables y repetibles, una gran calidad de las piezas y una asistencia al cliente de primera línea. El posacabado para SLS era un gran obstáculo para seguir creciendo por el gran coste de mano de obra que implicaba. Con la Fuse Blast, el equipo puede centrarse en tareas importantes, como consultas de diseño, la optimización de las impresiones y técnicas de posacabado como los revestimientos, el alisado con vapor, el tinte, el pintado y el ensamblaje.


"Desde que adquirimos la Fuse Blast, Autotiv ha podido ocuparse de más encargos gracias al ahorro de tiempo que nos ofrece, que puede llegar a ser de varias horas al día".


Chris Haak, director de operaciones de Autotiv


Mejoras de software para una Fuse 1+ 30W más rápida y más potente


Además de lanzar hardware nuevo para completar el proceso de trabajo para SLS, Formlabs va a introducir una serie de mejoras de software.

  • Ahora, los usuarios podrán imprimir piezas con el Nylon 12 Powder hasta un 30 % más rápido, con una resolución mejor de los detalles precisos que da impresiones de mayor calidad, y también producir piezas más dúctiles con el "Default Print Mode" (Modo de impresión por defecto).

  • El nuevo algoritmo de colocación de las piezas en la serie Fuse mejora las densidades de compactación, permitiendo a los usuarios reducir el tiempo de impresión y reducir el desperdicio de polvo un 42 % de media.

  • Los usuarios que imprimen en ciclos consecutivos se benefician de un proceso de trabajo optimizado al limitar la necesidad de aspirar entre impresiones.











También se lanzarán nuevas funciones en 2024 para hacer posible:


Un tiempo de generación de impresiones hasta un 50 % más corto.

Un tiempo de carga de impresiones hasta un 50 % más corto.

Un tiempo de espera previo a la impresión hasta un 15 % más corto para el Nylon 12 Powder.


Reduce el trabajo manual y optimiza tus operaciones


La Fuse Blast permite reducir todo el proceso de posacabado, desde que termina la impresión hasta la pieza final profesional, a solo 15 minutos y con un trabajo manual mínimo. Los usuarios ahora solo tienen que pasar cinco minutos retirando el bloque sinterizado de la cámara de impresión en la Fuse Sift antes de trasladar las piezas a la Fuse Blast para someterlas a una rutina de limpieza automática. En general, el tiempo de trabajo manual que se dedica a la Fuse Sift se reduce un 80 % de media, y ese tiempo se puede reasignar a tareas importantes.


Granallar las piezas les añade valor al mejorar su aspecto final sin añadir tiempo de trabajo manual o más costes. Los ajustes preprogramados de la Fuse Blast, la separación pasiva de materiales y las funciones opcionales de limpieza y pulido crean una solución completa pero compacta para las impresiones SLS que les da un acabado listo para exposición y hace que funcionen sin problemas dentro de conjuntos de varias piezas.


Con la Fuse Blast, Formlabs introduce el último paso de un proceso de trabajo para SLS completo, industrial y asequible. Por el precio de muchas de las máquinas de granallado automatizadas que existen actualmente en el mercado, ahora puedes comprar todo un ecosistema de la serie Fuse: la impresora Fuse 1+ 30W, la Fuse Sift y la Fuse Blast.

Comments


bottom of page